CARNES

En las praderas uruguayas el ganado se cría a cielo abierto todo el año, en completa armonía con la naturaleza. El clima templado, las tierras fértiles y la gran abundancia de aguadas aseguran el bienestar de los animales.

Experimentar la carne uruguaya, además de ser un homenaje al paladar, es un regalo para la salud. Asociada a la alimentación del ganado solo con pasturas naturales, nuestras carnes contienen 4 veces más Omega 3 y altos índices de vitamina E, un antioxidante natural que actúa contra el envejecimiento humano.

Lleva un poco más de tiempo criar ganado de manera natural, en base únicamente a pastos frescos, aguas cristalinas, rojos atardeceres, aires puros y cielos azules. Pero luego se disfruta el placer de saborear la calidad que el tiempo produce.